HISTORIA DETRÁS DE BOTV:
TRAS EL DESCANSO QUE SE TOMARON TODOS DESPUÉS DE LA MUERTE DE LEAH BLOOMBERG Y CON EL OTOÑO A LA VUELTA DE LA ESQUINA, NUESTROS CHICOS ESTÁN CON MÁS ENERGÍA QUE NUNCA PARA DEJAR ATRÁS EL VERANO SÓLO PARA LOS SOÑADORES Y TURISTAS, Y EMPEZAR DE NUEVO SUS VIDAS EN LA REALIDAD. UNOS SE ADENTRAN EN LA FANTÁSTICA VIDA UNIVERSITARIA Y OTROS, HACEN MALETAS PARA EMPEZAR DE CERO NUEVOS TRAYECTOS. PERO NO, ELLA SIGUE AQUÍ CON NOSOTROS. OS SEGUIRÁ INFORMANDO DE TODO LO QUE VE Y OYE, PORQUE SABE QUE SE GUARDAN MUCHOS SECRETOS TRAS LA MUERTE DE LEAH, Y LA ALTA SOCIEDAD LUCHARÁ Y LUCHARÁ HASTA QUE ALGUIEN CAIGA. PORQUE EN EL UPPER EAST SIDE, LA VANIDAD ES LO PRIMERO. BIENVENIDOS DE NUEVO A INCOGNITO.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Registro de Nombre
Vie Dic 09, 2011 12:00 pm por Invitado

» Registro de avatar
Vie Dic 09, 2011 11:58 am por Invitado

» like a taylor swift song. {Spencer}
Dom Oct 09, 2011 9:54 am por Spencer F. Braverman

» @LittleLionMan.
Miér Oct 05, 2011 1:02 am por Boyd Desan

» @gossipgirl
Lun Oct 03, 2011 8:08 am por gossip girl

» Peticiones
Miér Sep 28, 2011 7:36 am por Spencer F. Braverman

» Cronología de Rins
Mar Sep 20, 2011 12:10 pm por Rinslet W. Vollfied

» Un momento de relax [libre]
Mar Sep 20, 2011 10:48 am por Rinslet W. Vollfied

» Registro de Residencia
Mar Sep 20, 2011 10:24 am por Spencer F. Braverman

» ¿Yo? ¿Bailar? Mmm... hoy sí » L ibre.
Jue Sep 15, 2011 8:30 am por Matthew H. Woodward































COPYRIGHT
INCOGNITO V 2.0: FAMOUS LAST WORDS ESTÁ PROTEGIDO POR CREATIVE COMMONS. TODO SU CONTENIDO PERTENECE AL FORO Y A SUS RESPECTIVOS AUTORES, CUALQUIER COPIA EXTRAÍDA DEL SITIO SERÁ DENUNCIADA A FOROACTIVO. PERO COMO NO HARÍAN NI PUÑETERO CASO, PUES VAMOS A TI DIRECTAMENTE A TOCARTE LOS ******, A VER SI APRENDES A NO COPIAR. B**** (ESTE CONTENIDO NO ES APROPIADO PARA MENORES DE CATORCE AÑOS).
COMO EL ANTIGUO FORO, INCOGNITO ESTÁ BASADA EN LA NOVELA DE CECILY VON ZIEGESAR, GOSSIP GIRL, LLEVADA A LA PANTALLA PEQUEÑA POR JOSH SCHWARTZ. AGRADECEMOS VUESTRA ESTANCIA EN EL FORO, DE NUEVO.
EL DISEÑO DEL FORO "MAKE ME FOREVER FEEL THIS WAY" ES UN SKIN DISEÑADO EXCLUSIVAMENTE PARA INCOGNITO POR NOCTURNE. NO HACE FALTA DECIR QUE NO PUEDES RECORTAR FOTOS, BLA BLA BLA.

CRÉDITOS
LAS IMÁGENES DE INCOGNITO V 2.0 HAN SIDO EXTRAÍDAS DE LA GALERÍA DE IMÁGENES DE KARLIE KLOSS, TUMBLR Y WE HEART IT. CÓDIGOS DE ASISTENCIAFOROACTIVO.COM, CAUTION 2.0 Y ATF, CON LA AYUDA DE -----.

Everybody wants to party on a saturday {Cedric}

Ir abajo

Everybody wants to party on a saturday {Cedric}

Mensaje por Vaitihare I. Wright el Sáb Jul 09, 2011 4:02 pm

¿Sabes lo que es estar encerrado durante más de un año sin poder decir nada, sin poder mostrar lo que sientes? No, no lo sabes. No sabes lo que ella sentía al despertar ni sus últimos pensamientos al acostarse como tampoco sabes la culpa con la que debía cargar por el resto de su vida. Ella, solo ella, podía sentirlo y derramar cientos de lágrimas cada noche. Ver como todo lo que has soñado desaparece sin más haciéndote caer a un vacío, sintiéndote perdido, inseguro. La rubia lo había visto, y había trepado por paredes rocosas hasta llegar a tierra para luego arrastrarse con lentitud por un suelo arenoso. Todo era tan distinto a como ella había imaginado... Pero había algo, había una cosa que continuaba siendo igual pero que pocas personas podían apreciar. Era ella, la rubia y sus pequeños sentimientos guardados bajo llave. Seguía sintiendo las mismas cosas, continuaba apreciando cada detalle de la vida con el mismo entusiasmo que antes solo que ahora se escondía detrás de una fina cortina de tela.

Esa noche iba a ser diferente a todas las demás. La gigantesca luna en aquel cielo despejado donde podías contar una a una las estrellas que lo inundaban le transmitía una cálida sensación. Se sentía como en casa, la dueña de todo, la reina de la noche. Felicidad; ese sentimiento que tanto odiaba y aquella noche necesitaba con tanta ansiedad, esa sensación que había permitido que quedara atrás durante su día a día haciéndola parecer una mujer fría y solitaria cuando en realidad había una tierna y divertida niña dentro de una fina caja de cristal escondida, asustada por todo lo que le podría pasar. Una niña que a veces intentaba salir sin demasiado éxito, pero aquella noche era su noche.
Vaitihare lo sabía, lo sabía desde que sus ojos se abrieron por la mañana y por eso se puso aquel vestido negro que tanto adoraba. Se miró al espejo y sonrió. Las comisuras de sus labios nunca habían estado así durante tanto tiempo, incluso pensó que mostrar su esplendida sonrisa por más de un minuto le dolería pero no le importó. Se veía preciosa, increíblemente preciosa. Rodó sobre sus talones, llegó a bailar por su habitación mientras terminaba de darse los últimos retoques; ansiosa por ver que le esperaba fuera.

Las calles de Nueva York le solían resultar agobiantes cada tarde pero en ese momento no le importó, no se molestó en pedir un taxi para evitar a todas esas personas que caminaban con aires de superioridad como si el mundo girase a su alrededor. Aun siendo una noche de sábado soportó a los niños borrachos que pasaban a toda velocidad por su lado, corriendo y gritando uno tras otro. Hasta se podía decir que le hizo gracia cuando el rubio de cuerpo más atlético cogió en brazos al más torpe, que seguramente iría bebido, y le gritó a los demás que fuesen más despacio, que él llevaba a una chica en brazos. ¿Quien podría reconocer a la joven Vaitihare? Ella, que solía mostrar mala cara ante los adolescentes borrachos ahora estaba riendo gracias a uno de ellos.
Se plantó frente a la puerta de uno de los lugares más exclusivos de toda la ciudad. Podía ver las letras brillantes parpadear, aquel cartel que tantas veces había visto y mirado con mala cara. El peor local del mundo, a su parecer, lleno de pijos ebrios que se creían los señores del universo. Así era el Serena y así sería siempre. Aquella vez ella se quedó parada en la cola, esperando. Una noche, por una noche no pasaría nada. Quien sabe que le pasaría por la cabeza para guardar silencio y esperar su turno; pero lo hizo.

Recordó a su amigo, a su gran amigo Cedric. Ese tipo que vivía de noche, que pasaba su vida de fiesta en fiesta. No estaba segura de si estaría en el Serena, él no era esa clase de niño rico pero sabía que el moreno acudía a cualquier parte en busca de nuevas victimas a las que acosar. Sacó su teléfono móvil y le mandó un mensaje informándole de que ella estaba en la puerta de aquel local tan famoso. No esperó respuesta, tan solo volvió a meter el móvil en su bolso y miró con odio a las dos chicas que entraban por la puerta como si de estrellas de Hollywood se trataran. Gente rica, a veces la odiaba y otras... Otras echaba de menos serlo.

Al fin su turno llegó y el vigilante la analizó de arriba abajo, quedándose más de lo debido en el escote de la chica. Entró sin problemas, incluso con cierto aire de chulería. La música estaba demasiado alta, a penas podías escuchar tus propios pensamientos. Ella, acostumbrada al bar donde ella trabajaba, sintió como la cabeza le iba a explotar durante los primeros segundos pero la idea de no poder escuchar su propia voz en su mente diciéndole que estaba loca por aquello le resultó agradable. Las luces, parpadeantes, conseguían hipnotizarte como a un verdadero idiota. Se quedó parada, era la primera vez que se permitía el lujo de acceder a aquel lugar y a penas podía cerrar la boca de lo sorprendida que estaba. No tardó demasiado en reaccionar y mover su cuerpo al ritmo de la música, aunque tan solo para cruzar la pista sin problemas ya que su objetivo principal era la barra; donde una rubia de ojos verdes y un escote que no dejaba nada a la imaginación atendía con una coqueta sonrisa. – Un ron con cola – pidió ella, sintiéndose observada por el pecoso que había sentado en el taburete de al lado. Con toda la clase que se podía le enseñó su dedo y luego cogió su copa, dándole la espalda al chico.
avatar
Vaitihare I. Wright
Clase Media
Clase Media

Mensajes : 177
Fecha de inscripción : 05/07/2011
Localización : N.Y.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Everybody wants to party on a saturday {Cedric}

Mensaje por Cedric M. Von Streiden el Dom Jul 10, 2011 5:32 pm

Llevaba bastante tiempo intentando hacer algo productivo en ese pequeño ático donde solía esconderse. Había estado pintando, dibujando y hasta había estado tocando la guitarra durante largo rato, pero nada parecía satisfacerle la necesidad de hacer algo. Cedric llevaba varios días de esa forma: aburrido y sin hacer absolutamente nada interesante y era por ello que tampoco había querido estar saliendo por las noches ¿Para qué? Solamente terminaría emborrachándose y metiendo mil y un cosas que él sabía le llevarían a la locura un día. Se sentía impotente, cansado de la vida en esos momentos y solamente le había pasado sentirse de esa forma una vez en el pasado ¿Y qué había pasado? Simplemente una semana en la cual se había encerrado torturándose a sí mismo en su pintura e inhalando lo que su vendedor le había llevado, pero esa vez no sería igual, no, eso no sería igual. Cedric estaba seguro de que tenía que hacer algo antes de volverse loco. La locura no era buena y mucho menos cuando llegaba a personas como lo eran el pelinegro, no podía seguir así, no podía. E ir a casa de Josephine tampoco era una opción debido a que no quería encarar a su padre y escuchar de nuevo más gritos sobre las razones por las cuales aún no iba al hospital para ayudarle con los pacientes ¿Qué le diría? Que no podía hacerlo porque no tenía realmente una carrera ¿Esa era la opción? Estaba claro que no sería así, dejo que de sus labios saliese un largo suspiro mientras se levantaba de la pequeña cama del lugar para acercarse a la mesa de café que estaba en una esquina tomando de esta un cuaderno en la que tenía todos los diseños de sus tatuajes, en la última hoja había un nuevo diseño y empezaba a pensar que sería hora de mandárselo a hacer sería algo nuevo y entretenido o por lo menos lo haría para que su semana no fuese rutinaria de nuevo.

Su mirada estaba puesta sobre el nuevo diseño cuando escucho la familiar canción de “Never Too Late” salir de su móvil, por lo que volteó el rostro un poco viendo como su móvil le forzaba a dejar el cuadernillo de nueva cuenta sobre la mesilla mientras él caminaba tomándole entre sus manos y manejándolo de igual forma hasta llegar a sus mensajes recibidos, una pequeña sonrisa apareciendo en sus labios cuando en la pantalla podía ver que la chica le daba su ubicación: Uno de los mejores lugares para irse a divertir, aunque era para gente de algo nivel económico y no fuese un lugar al cual Cedric le gustase ir por ese mismo motivo, pero era la rubia quien le avisaba y era por la rubia por la que se había cambiado después de recibir el mensaje, colocándose unos jeans negros y entubados, seguido de una camiseta blanca debajo de una camisa negra con rojo a cuadros la cual dejo abierta y arremango las mangas. Sin darse vuelta para nada salió del ático tomando su motocicleta para dirigirse al Serena en donde esperaba encontrarse con la chica en la entrada, miro el reloj dándose cuenta de que había tardado de quince minutos en llegar y era obvio que la rubia no le iba a esperar todo ese tiempo por lo que sin hacer fila miro al chico que se encontraba en la puerta este le miro y Cedric simplemente menciono su apellido el cual logro hacerle entrar sin fila alguno, una ventaja de ser un Von Streiden. Suspiro suavemente al entrar al lugar mientras miraba su alrededor viendo como la gente se divertida bailando y tomando, algunas chicas le habían visto entrar y estas parecían estar conversando sobre quien se acercaba primero a Cedric por lo que este sin más remedio se apresuró a pasar por la pista de baile tratando de huir.

Al perder a aquellas chicas simplemente se sintió más tranquilo mientras caminaba con cuidado hasta la barra buscando con la mirada a lo que era la rubia, sonrió suavemente al verle ‘Por fin’ pensó mientras caminaba hasta donde estaba mirando como el chico que estaba a su lado babeaba por la chica mirando su escote, Cedric no pudo evitar chasquear la lengua mientras se acercaba por detrás y colocaba una mano en la espalda baja de la chica Empezaba a pensar que no te encontraría murmuro a la chica al oído notando como el baboso que había estado mirándole el escote simplemente se ponía de pie refunfuñando y dejándole el lugar a Cedric quien sin dudarlo se sentaba en el banco y se volteaba a ver a la chica de lleno haciéndole una seña a la chica que estaba atendiendo pidiéndole lo mismo que su compañera ¿Qué has estado haciendo últimamente que no te he visto eh? arqueo una de sus cejas mientras tomaba la servilleta que estaba a lado del trago de ella para doblarla en dos y luego en cuatro y así continuamente mientras esperaba escuchar la voz de la rubia.
avatar
Cedric M. Von Streiden
Clase Alta
Clase Alta

Mensajes : 52
Fecha de inscripción : 05/07/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Everybody wants to party on a saturday {Cedric}

Mensaje por Vaitihare I. Wright el Lun Jul 11, 2011 4:26 pm

Pensar era algo que había dejado atrás después de beberse su primer ron con coca-cola y empezar el segundo, tenía claro que lo único que deseaba aquella noche con toda su alma era olvidar viejos recuerdos y no complicar las cosas aunque le resultaba difícil estando sola. Sus borracheras a solas nunca acababan bien, de algún modo siempre lo estropeaba con algo, unas veces pensaba seriamente en su padre y en su padre, en su amiga muerta y en que fue ella la causante y entonces lloraba, lloraba como su no existiera un mañana. Otras veces sentía nostalgia por su viejo hogar y cogía el teléfono dispuesta a marcar el número y hacer aquello que tanto temía; llamar. Pero había conseguido una solución para ello, había borrado el número de sus padres, el de su vieja casa. Estando sobria era capaz de acordarse pero cada vez que bebía... Los números se le mezclaban y era incapaz de marcar un solo número bien. En una ocasión llamó a otro borracho y se pasó hablando con él durante treinta minutos, treinta caros minutos que arruinaron su bolsillo a final de mes. Luego estaban los días que saltaba de alegría cuando bebía y se infiltraba entre la gente, estos solían ser los más normales exceptuando las veces que se había levantado en la cama de un completo extraño.

No pensaría, no esa noche. Le dio un sorbo a su vaso, dejando aquel segundo cubata por la mitad, y observó a un chico alto y corpulento que bailaba en la pista con torpeza. Le causó gracia, no sabía moverse, era casi peor que cuando ella intentaba imitar esos grandes bailes de Fama ella sola en su casa solo que con movimientos más simples. Parecía un idiota, pero era guapo y tenía dinero. No se necesitaba más para estar rodeado de mujeres allí dentro. Gente superficial, eso era todo lo que había en ese antro. El sitio no era de su agrado, pero no por las paredes lisas y la decoración minimalista del lugar sino por la gente que había bailando en él.
Escuchó una especie de chasquido y su cabeza volvió a la realidad de inmediato sintiendo la mano de alguien en su espalda. Aquello la tomó por sorpresa pero pronto comprendió que se trataba de Cedric, su gran amigo y salvador que había llegado justo a tiempo para sacarla de su aburrimiento. Rió por lo bajo al ver como el tipo que estaba sentada a su lado se iba malhumorado al ver como el moreno se había acercado a ella con total confianza y se levantó unos segundos de la silla para besar la mejilla de su compañero; un acto amable que solo hacía cuando había comenzado a beber.

Yo pensé que no vendrías nunca. Sabes... Eres un lento – mintió. Sabía que el iría, que no la dejaría plantada sin más. Además el chico había tardado un tiempo récord en arreglarse y acudir al local donde se encontraban, añadiendo también lo rápido que la localizó entre la multitud pero eso era fácil cuando conocías a la rubia y su gran afición por la bebida. Giró levemente en su asiento para poder mirar a su amigo con total comodidad y se encogió de hombros al escucharle – Cosas que es mejor que no sepas – alzó ambas cejas y resaltó el no en aquella frase, sonriendo ampliamente mientras llevaba su copa a sus labios para dar otro trago y dejar el vaso de cristal ya medio vacío. Su vida no era interesante, no había hecho otra cosa que estudiar y trabajar. Y acostarse con un tipo que se pasó en el bar hasta las tantas, pero eso no era un dato importante y tampoco algo de lo que se sintiera orgullosa. Eso no era digno de contar. – Creo que la pregunta importante aquí es, ¿qué has estado haciendo tú? – repitió su misma acción pero esta vez movió las cejas en un modo más pervertido, esperando escuchar alguna apasionante historia por parte del joven, o quizás no tan apasionante.
avatar
Vaitihare I. Wright
Clase Media
Clase Media

Mensajes : 177
Fecha de inscripción : 05/07/2011
Localización : N.Y.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Everybody wants to party on a saturday {Cedric}

Mensaje por Cedric M. Von Streiden el Mar Jul 12, 2011 6:02 pm

Dejo la servilleta en paz colocándola sobre la barra del bar simplemente dejando salir un pequeño suspiro de sus labios al escuchar a la chica, no había sido lento e inmediatamente había percibido la broma en la voz de la chica aunque eso no quito que actuara como si hubiese sido lastimado por la rubia. Desvió brevemente la mirada de ella agradeciendo a la chica que estaba atendiendo detrás de la barra al ver que dejaba su trago enfrente de él, lentamente estiro una de sus manos tomando el vaso para darle un trago dejando este de nueva cuenta sobre la barra mientras volteaba a ver a la chica al notar le respondía negativamente ante su pregunta ante lo que simplemente le quedo por fulminarle con la mirada, no le haría hablar eso era seguro tampoco era de aquellos que les presionaban para saber todas las respuestas que quería tener ¿Para qué? Solamente estaba ahí porque la chica le había mandado aquel mensaje de texto y porque no deseaba morir de aburrición, ciertamente también buscaba algo de diversión y la chica era esa clase de diversión aunque también una parte de su cabeza rezaba porque la chica no terminase tan borracha que él fuese quien tenía que llevarle a un lugar seguro el cual sería seguramente su ático para que no estuviese perdida entre los callejones con los vendedores que seguramente tomarían algún tipo de represarías contra la chica, algo así como tomarla sin pedir permiso si es que entendemos a lo que piensa el chico.

La pregunta de la chica le hizo sonreírle de medio lado mientras se encogía de hombros y se acercaba a ella para mirarle divertido ¿Yo? Nada muy interesante, ya sabes he estado buscando en el periódico chicas que estén dispuestas para ser retratadas con poca ropa y he estado ocupado pintando y disfrutando de la compañía rió entre dientes mientras negaba para sí mismo Ciertamente eso es lo que yo querría, pero seré sincero contigo…. No he hecho nada en toda la semana comento soltando un largo y cansado suspiro mientras daba un largo trago a su trago dejando el vaso vació a lo que la chica que les atendía trajo otro como si fuese algo mágico ¿Tan rápido? Realmente admiraba a la gente que trabajaba detrás de la barra, eran rápidos y eficaces. Se acomodó un poco en el bando donde estaba sentado mientras se arremangaba de nueva cuenta lo que era su camisa, mientras que su mirada regresaba a los ojos de la rubia que tenía delante. Era afortunado, realmente lo era al tener a ella como amiga y más por sus tratos entre ellos, sabía que había hombres que podrían estar celosos de esa amistad y realmente le daba a veces por presumir aquello. Cedric no era de las personas que solían hablar demasiado con otras, pero entre sus compañeros artistas porque estos no eran amigos, jamás lo habían sido, se podía hablar y más estando todos completamente bajo los efectos de mil y un drogas, sí, era un boca floja cuando se encontraba así.

Se relamió los labios mientras tomaba la copa entre sus manos y pasaba el dedo índice por la parte superior de esta ¿Y por qué nos hemos reunido aquí? Digo no es que no me guste, pero no pensé que a ti te gustara ladeo un poco su cabeza mientras daba por fin un trago a su nuevo vaso sintiendo como la bebida descendía por su garganta haciéndole arder de forma placentera mientras su mano libre pasaba por su cabello corto y terminaba posándose por su rodilla que tamborileaba al ritmo de la música que sonaba en el enorme club el cual parecía llenarse conforme pasaban los segundos, lo cual era agradable debido a que se podía ver por qué ese lugar era tan famoso y también se podía tomar como algo malo porque pronto la gente estaría pasada de copas haciendo estupideces por todos lados. Era una de esas razones por las cuales no le gustaba ir al Serena, mucha gente conocida de la alta alcurnia la cual solía preguntar por su estado en la universidad y al estar borrachos hacían comentarios de lo más estúpidos. Negó para si mismo un poco tratando de no pensar en aquello y ubicarse solamente en lo que era la rubia que tenía delante.
avatar
Cedric M. Von Streiden
Clase Alta
Clase Alta

Mensajes : 52
Fecha de inscripción : 05/07/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Everybody wants to party on a saturday {Cedric}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.