HISTORIA DETRÁS DE BOTV:
TRAS EL DESCANSO QUE SE TOMARON TODOS DESPUÉS DE LA MUERTE DE LEAH BLOOMBERG Y CON EL OTOÑO A LA VUELTA DE LA ESQUINA, NUESTROS CHICOS ESTÁN CON MÁS ENERGÍA QUE NUNCA PARA DEJAR ATRÁS EL VERANO SÓLO PARA LOS SOÑADORES Y TURISTAS, Y EMPEZAR DE NUEVO SUS VIDAS EN LA REALIDAD. UNOS SE ADENTRAN EN LA FANTÁSTICA VIDA UNIVERSITARIA Y OTROS, HACEN MALETAS PARA EMPEZAR DE CERO NUEVOS TRAYECTOS. PERO NO, ELLA SIGUE AQUÍ CON NOSOTROS. OS SEGUIRÁ INFORMANDO DE TODO LO QUE VE Y OYE, PORQUE SABE QUE SE GUARDAN MUCHOS SECRETOS TRAS LA MUERTE DE LEAH, Y LA ALTA SOCIEDAD LUCHARÁ Y LUCHARÁ HASTA QUE ALGUIEN CAIGA. PORQUE EN EL UPPER EAST SIDE, LA VANIDAD ES LO PRIMERO. BIENVENIDOS DE NUEVO A INCOGNITO.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Registro de Nombre
Vie Dic 09, 2011 12:00 pm por Invitado

» Registro de avatar
Vie Dic 09, 2011 11:58 am por Invitado

» like a taylor swift song. {Spencer}
Dom Oct 09, 2011 9:54 am por Spencer F. Braverman

» @LittleLionMan.
Miér Oct 05, 2011 1:02 am por Boyd Desan

» @gossipgirl
Lun Oct 03, 2011 8:08 am por gossip girl

» Peticiones
Miér Sep 28, 2011 7:36 am por Spencer F. Braverman

» Cronología de Rins
Mar Sep 20, 2011 12:10 pm por Rinslet W. Vollfied

» Un momento de relax [libre]
Mar Sep 20, 2011 10:48 am por Rinslet W. Vollfied

» Registro de Residencia
Mar Sep 20, 2011 10:24 am por Spencer F. Braverman

» ¿Yo? ¿Bailar? Mmm... hoy sí » L ibre.
Jue Sep 15, 2011 8:30 am por Matthew H. Woodward































COPYRIGHT
INCOGNITO V 2.0: FAMOUS LAST WORDS ESTÁ PROTEGIDO POR CREATIVE COMMONS. TODO SU CONTENIDO PERTENECE AL FORO Y A SUS RESPECTIVOS AUTORES, CUALQUIER COPIA EXTRAÍDA DEL SITIO SERÁ DENUNCIADA A FOROACTIVO. PERO COMO NO HARÍAN NI PUÑETERO CASO, PUES VAMOS A TI DIRECTAMENTE A TOCARTE LOS ******, A VER SI APRENDES A NO COPIAR. B**** (ESTE CONTENIDO NO ES APROPIADO PARA MENORES DE CATORCE AÑOS).
COMO EL ANTIGUO FORO, INCOGNITO ESTÁ BASADA EN LA NOVELA DE CECILY VON ZIEGESAR, GOSSIP GIRL, LLEVADA A LA PANTALLA PEQUEÑA POR JOSH SCHWARTZ. AGRADECEMOS VUESTRA ESTANCIA EN EL FORO, DE NUEVO.
EL DISEÑO DEL FORO "MAKE ME FOREVER FEEL THIS WAY" ES UN SKIN DISEÑADO EXCLUSIVAMENTE PARA INCOGNITO POR NOCTURNE. NO HACE FALTA DECIR QUE NO PUEDES RECORTAR FOTOS, BLA BLA BLA.

CRÉDITOS
LAS IMÁGENES DE INCOGNITO V 2.0 HAN SIDO EXTRAÍDAS DE LA GALERÍA DE IMÁGENES DE KARLIE KLOSS, TUMBLR Y WE HEART IT. CÓDIGOS DE ASISTENCIAFOROACTIVO.COM, CAUTION 2.0 Y ATF, CON LA AYUDA DE -----.

Sin escapatoria {Privado}

Ir abajo

Sin escapatoria {Privado}

Mensaje por Amelié G. Gauthier el Jue Jul 07, 2011 4:19 pm

{.Hermanito.}

Adoraba las cenas en familia, muchísimo más si los invitados a la mesa eran los Bessette. Hacía tanto tiempo que no disfrutaba de situaciones así que sin dudarlo y sin que —casi— nadie reparara en sus acciones, había curioseado con su movil en la mesa, fotografiando a sus padres riendo con los Bessette, a un bastante serio Zéphyr que en el preciso momento de la foto había girado el rostro en dirección contraria y como no, su pareja favorita. Había capturado varias fotos de ellos, pero sus favoritas eran dos: La primera, en plena querella —ya ni recordaba el motivo—salía su mejor amiga, con el ceño ligeramente fruncido y la vista clavada en su hermano quien la miraba victorioso, con una pequeña sonrisilla, de aquellas que solo le dedicaba a la rubia. Y la otra, muchísimo más dulce que la anterior reflejaba a su mejor amiga completamente ruborizada tras uno de los tantos comentarios que había hecho su hermano en el transcurso de la cena.

Había que estar ciego para no darse cuenta lo que ocurría entre ellos dos y particularmente la menor de los Gauthier había reparado en ello —casi podía apostar— mucho antes que ellos mismos. Así pues, decidió que no les daría tregua y empezaría con el bombardeo esa misma noche, que tocaba maratón de películas con su mellizo. Se había despedido de los Sres. Bessette con un abrazo afectivo, un ¡Te llamaré mañana! para Ghis y un tenso beso en la mejilla para el rubio de mirada penetrante. Nada que no pudiera manejar corriendo escaleras arriba, obviamente. Y así lo había hecho, tras lanzarle una mirada significativa a Max en la que le indicaba un claro "No olvides la noche de películas o te torturaré"

Advertencia, claro está, que no era en absoluto cierta. A no ser que la tortura se realizara a base de cosquillas. Quizás ahí podría ser...aunque seguramente la que saldría perdiendo y pidiendo tregua por lo que descartó la idea y una vez más, se metió a la ducha. Repentinamente había sentido mucho calor y no había visto mejor solución que escabullirse de las preguntas,relajarse unos minutos bajo el chorro de agua fría y poner la mente en blanco. Calculando el tiempo suficiente y saliendo antes de comenzar a castañear los dientes y que su piel se arrugará como si trajera 50 años más encima; la castaña se vistió el pijama rápidamente y tomó su almohada favorita para ir en dirección a la habitación de Max. Allí había sido su primera maratónica con dibujos cuando solo eran unos pequeños niños y desobedecían las indicaciones de su mamá de irse a la cama temprano y sin duda, allí seguirían siendo.

Por lo que, con almohada en mano, movil y secadora en la otra, una vez más llamó a la puerta antes de pasar segundos después y comprobar que su hermano no se encontraba en la habitación. Suponiendo que aun se encontraba en la planta baja conversando con sus padres, la menor de los Gauthier conectó la secadora y procedió a empezar a secar sus cabellos mientras esperaba a su hermano. Hoy le tocaba elegir a él las peliculas y ella esperaría a que todos se hubieran ido a la cama para poder saquear la cocina con tranquilidad. Su misión secreta había dado inicio y no se detendría hasta tener aquella respuesta que les cambiaría la vida a dos de sus seres más queridos.
avatar
Amelié G. Gauthier
Clase Alta
Clase Alta

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 06/07/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin escapatoria {Privado}

Mensaje por Maximilian A. Gauthier el Jue Jul 07, 2011 5:14 pm

Su día, que de por sí había empezado bien, no pudo haber mejorado más con el anuncio que su madre le había hecho en pleno almuerzo familiar: los Bassette irían a cenar, cosa de padre. No supo por qué, pero no se sorprendió para nada de que los hubiesen invitado a cenar, llevaba esperando ese acontecimiento desde que se habían enterado que los Bassette se habían mudado a Nueva York también. Los conocían desde hacía mucho tiempo, mucho antes de que sus padres planeasen la llegada de Max y Amy a sus vidas. Sin embargo, lo inusual fue la sonrisa que se estampó en la cara del chico como si de un tatuaje se tratase, sonrisa que no se borró en todo el día. Intentó varias veces disimularla con pequeñas bromas y risitas, pero a juzgar por como lo veía su hermana, no lo estaba logrando en nada. Quizás parecía un loco desquiciado con semejante sonrisa, pero tampoco le interesaba mucho, tenía razón para sentirse emocionado.

No necesitó que su madre lo mandase a vestir unas tres horas antes de la velada, ya para esa hora él estaba acomodándose y bañándose, quería tener el tiempo suficiente como para no parecer desesperado pero tampoco impuntual. Generalmente, él solo necesitaba unos treinta minutos para acomodarse, peinarse y vestirse; no era una persona que necesitase demasiado tiempo para eso, pero sorprendentemente el tiempo se le había pasado volando. Unas cuatro horas después, se encontraban los ocho puestos de la mesa del comedor de los Gauthier ocupados por las dos familias que estaban compartiendo entre ellas. Por supuesto, ambos padres en las puntas, con sus respectivas esposas a los lados y los puestos restantes se los repartieron los chicos. No supo como, pero consiguió estar en frente de Ghislaine y al lado de su hermana, la cual curiosamente había quedado frente al mayor de los Bassette. Si no fuese por el hecho de que conocía a su hermana, apostaría a que esos dos se traían algo entre manos, algo que Amy no se había aventurado a decirle. De todas formas ya lo averiguaría después.

La velada transcurrió en total normalidad. Habían contado todo tipo de anécdotas, desde las más vergonzosas de cuando los primeros años de los cuatro jóvenes, hasta las más emotivas, habían llorado -no tan literal-, y reído; Max había quedado encantado con esa reunión. Encontrarse con los viejos amigos siempre era algo bienvenido; él ya se había visto con Ghis, pero con Zéphyr no y le alegró ver de nuevo a su amigo -a pesar de que este le llevase cuatro años de diferencia-. No obstante, la unión se concentraba más en la pequeña de los Bssette y los dos Gauthier por razones sumamente obvias. Alrededor de las once de la noche, todos se encontraban en la puerta de entrada despidiendo a los visitantes que los habían acompañado esa noche con las promesas de regresar en otro momento. Y Max no dudaba de que ese momento llegase. No obstante, la noche para los Gauthier apenas comenzaba, la mirada que su hermana le dirigió antes de subir se lo confirmó.

Max se quedó un momento más con sus padres en la parte de abajo, charlando sobre algunos negocios que su padre pensaba poner en marcha y quería a su hijo mayor en el frente, no obstante los negocios no eran para él, prefería el mundo del espectáculo a estar dentro de una oficina leyendo circulares y demás. Una hora después, el joven se encontraba subiendo las escaleras que lo llevarían a su habitación -la cual se encontraba al final del pasillo, tal y como a él le gustaba-. Sabía que su hermana estaría allí ya, esperándolo. Y no se equivocó. -¿Por qué no me sorprende que ya estés aquí? -pregunta de forma retórica, sin esperar una respuesta concreta a esa pregunta, mientras cerraba la puerta de su habitación. Se estiró un poco y se dispuso a quitarse la chaqueta que se había puesto para la ocasión.


Última edición por Maximilian A. Gauthier el Sáb Jul 09, 2011 7:12 am, editado 1 vez
avatar
Maximilian A. Gauthier
Clase Alta
Clase Alta

Mensajes : 146
Fecha de inscripción : 05/07/2011
Localización : No te importa.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin escapatoria {Privado}

Mensaje por Amelié G. Gauthier el Vie Jul 08, 2011 5:22 pm

Los cabellos de la castaña eran largos y con tendencia a ondearse en las puntas. Acostumbrada a llevarlos siempre impecablemente cuidados, era una rutina para ella el cepillarlos y luego secarlos levemente, para retirar cualquier exceso de agua que pudiera quedar en ellos. En esa tarea se encontraba cuando su hermano ingresó a la habitación haciendo una pregunta por demás retórica. Sin poder —ni querer— contener la sonrisa divertida, río bajito dándole inconscientemente la razón. Era una pregunta que no ameritaba respuesta en lo absoluto. Bien podría decirle "Porque soy yo" o quizás un "Porque eres tú"; ambas respuestas equivalían a lo mismo porque las dos desencadenaban a un hecho común: Se conocían perfectamente.

-¿Te divertiste esta noche?-preguntó dejando fluir su curiosidad, a pesar de conocer ya la respuesta. Lo había visto en el transcurso de la cena y hasta podía descifrarlo en el brillo que se conservaba en su mirada. No tenía necesidad de esperar que le contestara, pero aun así, quiso saber su respuesta pues de ella dependía gran parte de su investigación aquella noche. Dejando el móvil sobre la cama y poniendose de pie, la castaña caminó en dirección a su hermano, sonriendole.-Yo sé que si-aseguró una vez estuvo a su lado, encendiendo nuevamente la secadora para alborotar sus cabellos y fastidiarlo un poco.

-¡Estaban húmedos!-se excusó riendo y alejandose rapidamente para evitar represalias. Depositó la secadora en la repisa pues le daba algo de pereza volver hasta su habitación y guardarla cuando bien podría hacerlo al día siguiente. Su mirada recorrió la habitación y agudizó el oído para detectar algun tipo de movimiento en la planta baja. Aun se escuchaban voces y pasos por lo que su travesía para asaltar la alacena y nevera en busca de chocolate y helado respectivamente, tendría que esperar. -Aguardaré un poco más para bajar, no quiero que mamá me arrastre nuevamente al hospital por mis preferencias alimenticias...-comentó, haciendo una mueca al recordar como su madre se esmeraba en lograr que comiera bien para superar su anemia. Trabajo nada facil, debía agregar, pues si algo detestaba la menor de los Gauthier era la comida sana y los excesos. Iugh. Su transtorno alimenticio no tenía absolutamente nada que ver con ninguna manía por verse bien o similares, sencillamente le desagradaba la comida. Punto final. Y al estar acostumbrada a los dulces y helados, tenía que soportar sus constantes sermones y llamadas de atención a pesar de contar ya con 22 años de edad. Pero en su mente el problema era mas bien mínimo. Su contextura la llevaba a nunca engordar y uno o dos mareos no eran motivo suficiente para alarmarse, mucho menos para visitar un hospital.

-Te toca escoger las películas, dime que no me harás sufrir con nada excesivamente sangriento..-pidió, poniendo su mejor expresión desvalida para que su mellizo la tomara en cuenta y colaborara con la causa de las "No Pesadillas".
avatar
Amelié G. Gauthier
Clase Alta
Clase Alta

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 06/07/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin escapatoria {Privado}

Mensaje por Maximilian A. Gauthier el Sáb Jul 09, 2011 6:10 am

La chaqueta de color marrón, que hacía juego con su camisa blanca, yacía en el suelo de la habitación conforme con haber cumplido con las expectativas de esa noche. Quizás para muchos le habría sonado un poco formal el hecho de colocarse una chaqueta para una cena que se celebraría en su propia casa y con personas que conocían desde hacía muchísimo tiempo, pero para él no, Max prefería vestirse siempre bien y enviar a los demás una buena imágen de sí mismo, a no hacerlo. Si de algo estaba seguro, era de que una persona bien acomodada -no importaba de qué precio eran las ropas, solo que estuviesen en buen estado- daba una mejor impresión e inspiraba más confianza que una que no sabía combinar sus prendas para cada ocasión, y su padre se había encargado de enseñarle ese pequeño detalle al chico, aunque claro, tenía la ayuda de su hermana y su madre.

Segundos después, la camisa blanca que antes estaba sobre su cuerpo, ahora se encontraba entre sus manos. A Max no le daba pudor ni pena desvestirse en frente de su hermana, se habían criado juntos, habían crecido juntos, no tenía por qué tenerle pena a ella. Caminó hacia el amplio closet de madera que se encontraba en su habitación y acomodó su camisa entre la gran variedad de prendas superiores que tenía. Ladeó un poco la cabeza hacia su hermana y le dirigió una mirada divertida al escuchar su pregunta, había tardado mucho en sacar ese tema a colación. -Sí, lo hice, y debo decir que mucho. -admitió sin poner trabas, no tenía caso mentirle, ella sabría si lo estaba haciendo, además, no tenía por qué hacerlo. -Aunque, que me haya distraído en otras situaciones no quita el hecho de que observé ciertas cosas -la mirada que le dirigió a su hermana decía mucho más de lo que él expresaba con palabras. Se había dado cuenta del cruce de miradas que habían tenido su hermana y Zhépyr, y no pensaba dejarlo pasar.

Él era muy celoso con respecto a ella, y el simple hecho de pensar que alguno de su especie podía estar posando sus ojos en su hermana, lo enfurecía de sobremanera. Nadie tocaba a Amelié, nadie la miraba, mejor aún, nadie era lo suficientemente bueno para ella y él lo sabía. Aunque, de tener que elegir, preferiría mil veces que se quedara con el hermano de Ghislaine y no con algun otro baboso, al menos a Zhépyr lo conocía desde hacía bastante tiempo y sabía como era él. Seguía sin ser lo mejor para ella, pero al menos estaba cerca. Estaba tan sumido en sus pensamientos que no se dio cuenta cuando Amy levantó la secadora de cabello hacia su cara hasta que sintió el aire caliente que expulsaba el aparato. -¡Oye! Me las vas a pagar, ya verás pequeña saltamontes -seguro de sí mismo, y vaya que cumpliría esa amenaza. Cuando menos ella se lo esperase, él atacaría.

Negó levemente con la cabeza al escuchar el comentario de ella sobre las preferencias alimenticias que mantenía; no le gustaba el hecho de que su hermana no se cuidase contra esos ataques que le daban de repente causándole desmayos y debilidad, no le gustaba que sufriese de anemia. Muchas veces él y sus padres habían intentado persuadirla para que abandonara un tiempo los azúcares y dulces y comiese cosas mas sanas, pero nada había resultado; Max no había querido seguir presionándola más, sabía que en algún momento ella explotaría y no quería formar parte de dicha explosión, aunque sus padres no habían entendido o captado eso aún. Si no puedes con el enemigo, únetele, así de sencillo. -Mamá y papá subirán en unos minutos, están terminando de hablar unas cosas -explicó, adentrándose al baño que su habitación poseía. No pudo evitar soltar una carcajada al escuchar la petición de ella sobre la película que pensaba escoger; aún recordaba la última vez que habían visto una película sangrienta: Amy no había podido dormir y tampoco no había dejado dormir a él. -Que lástima, y yo que pensaba poner El Juego del Miedo 7 -chasqueó los dientes, fingiendo decepción.
avatar
Maximilian A. Gauthier
Clase Alta
Clase Alta

Mensajes : 146
Fecha de inscripción : 05/07/2011
Localización : No te importa.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin escapatoria {Privado}

Mensaje por Amelié G. Gauthier el Sáb Jul 09, 2011 8:46 am

¡Lo sabía! Conocía perfectamente a su hermano como para saber antes de oír su respuesta, que se había divertido. Y no solo eso...se había divertido mucho. Debía recordar agradecerselo a su madre al día siguiente, pues hoy no había tenido la oportunidad al practicamente salir disparada escaleras arriba luego de la tensión que se había formado al despedirse del rubio. La idea de la cena había sido —obviamente— de su madre y a pesar de haber pasado uno que otro momento algo...tirante —a falta de otra palabra que lo defina mejor— Amelié no se arrepentía de ello. Por el contrario, le encantaba que tanto Max como su mejor amiga hayan tenido la oportunidad de encontrarse y pasar un buen rato, como en los viejos tiempos. La menor de los Gauthier jamás le había perdido la pista a su mejor amiga, a pesar de encontrarse a kilometros de distancia y era precisamente aquella la razón de que supiera tan bien de los sentimientos de ambos.

La sonrisita satisfecha que traía en los labios se vio rapidamente congelada al oír el siguiente comentario que tuvo su hermano con ella. "Observé ciertas cosas" había dicho y aquello más la mirada que le dedicó eran suficientes para que la castaña supiera a qué o en todo caso a quién se refería exactamente. Su postura se tensó y su mirada oscura se desvió de manera inconsciente hacia la cama, con mayor exactitud al móvil que reposaba en ella y guardaba las fotografías que había tomado recientemente. Solo un segundo. Un escaso lapso de tiempo que duró su estupefacción antes de recuperar su bien conocido temple y sonreír como si nada. -Particularmente yo te vi bastante distraído, no se que que cosas hayas podido observar...-le quitó importancia, sonriendo con burla y esperando que su hermano no haya reparado en el segundo de debilidad en el que había caído ante su nerviosismo. Y es que no era que no quisiera contarle...en realidad era que no tenía claro que era aquello que debía expresar. ¿Que se suponía que estaba sintiendo? No era como si ella...no, en absoluto. Zéphyr era solamente el hermano de su mejor amiga. Inclusive hasta su amigo. Aquello era todo. Sus sentimientos hacia él colindaban entre la admiración, el cariño y la amistad...¿No?

Con aquella idea en mente, la menor de los Gauthier se obligó a aislar el tema de su cabeza y continuar con lo que estaba haciendo. No le extrañó la amenaza de su hermano en respuesta a su broma y como si lo retara, le sacó la lengua en un acto juguetón e infantil. Muchas veces había tenido que escuchar los comentarios de su madre sobre el comportamiento correspondiente de una señorita de 22 años, pero era algo que no podía evitar. La espontaneidad y travesura de Amy corría por sus venas y a pesar de portarse a la altura de las situaciones, tomar sus decisiones con responsabilidad y madurez, llevar sus estudios en lo alto al igual que su trabajo, no podía evitar comportarse tal cual era realmente cuando se encontraba en confianza; digase con su mellizo. Asintió al oír lo de sus padres, lo suponía y a pesar de tener muchas ganas de comer aquel helado de Vainilla que aun seguía en la nevera esperando por sus atenciones, se obligó a esperar. Lo vio ingresar al baño y sonrió al oírlo reir a carcajada suelta. Le encantaba sacar el lado espontáneo de su hermano. Frunció el ceño al oír lo que tenía pensado y de un salto, se dirigió al estante de películas. Recorrió con la vista rápidamente el centenar de peliculas que tenía su hermano, buscando las de titulo más sangriento y aterrador.-Si, es una lástima. Además creo que no llegaste a comprarla ¿Sabes? No la encuentro...-mintió, tomando entre sus manos por lo menos 10 dvds de terror—El Juego del Miedo incluída— y escondiendolos detrás de la repisa, solo por si las moscas.

-Vas a tener que escoger algo menos sangriento, con más trama y que me deje dormir si no quieres que te torture toda la noche...-comentó como si nada, volviendo a sentarse en la cama con una sonrisilla inocente tras su pequeña fechoría.
avatar
Amelié G. Gauthier
Clase Alta
Clase Alta

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 06/07/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin escapatoria {Privado}

Mensaje por Maximilian A. Gauthier el Sáb Jul 09, 2011 9:48 am

No se arrepentía de haberle respondido con la verdad a su hermana, además ya venía siendo que el mismo admitiese lo que era demasiado obvio a los ojos de los demás. Sí, sentía una fuerte atracción hacia su amiga de toda la vida, pero solo eso, nada más. Una vocecilla en su mente se encargaba siempre de repetirle que sí había algo más entre ellos, mucho más que una simple atracción, o una tensión sexual, algo más fuerte que todo eso junto, pero él siempre terminaba negándolo todo y conformándose con saber que ese "algo" sería pasajero y que se le iría dentro de unas cuantas semanas. Atribuía su estado de embobamiento al hecho de que no había visto a Ghis durante un buen tiempo, y que la emoción de saber que ahora la tenía tan cerca como antes, lo hacía sentir cosas que en realidad no sentía, es decir, le creaba una ilusión que él sabía no era verdad. Sí, era eso, la idea de saber que ella estaba cerca de nuevo que lo tenía así, nada más... ¿Verdad?

Frunció un poco el ceño para desviar esos pensamientos de su cabeza, y posar así la mirada en su hermana, que se había quedado de piedra al escuchar sus palabras. Una leve sonrisa de triunfo no pudo evitar formarse en los labios del chico. Había dado justo en el clavo. -Sí, lo estaba, diría que más de lo que creo... Pero no más de lo que aparentaba, pequeña; a veces es mejor hacerse el que no ve para descubrir ciertos asuntos -le guiñó un ojo y la dejó allí, mientras se adentraba en el baño. Quizás su hermana no fuese tan evidente como él, pero había sido lo suficientemente transparente como para que él supiese lo que estaba pasando entre esos dos, la conocía lo suficiente como para apostar a que sus sospechas eran ciertas. Abrió el grifo y se humedeció un poco la cara y el cuello con el agua fría que salía de la llave como método refrescante. No tenía calor, pero el ambiente estaba demasiado caliente para su gusto. Prefería más los ambientes helados que los calientes, he allí por qué siempre su habitación se encontraba a temperaturas casi congelantes.

-Por cierto, dile a Zéphyr que ni sueñe que le dejaré el camino tan fácil contigo ni mucho menos -gritó desde el baño, sabiendo que Amy lo escucharía a la perfección, en un puro arrebato de infantilismo. Si antes su carcajada había sido estruendosa, esta era explosiva; el chico tuvo que agarrarse el abdomen para ver si así dejaba de dolerle o al menos dejaba de reír. Quizás pareciese un poco loco al reírse de esa forma, pero tan solo imaginarse la cara que su hermana debía estar poniendo en esos momentos después de esos comentarios, seguro era digna de una buena y extendida carcajada por parte del chico. No obstante, fuera de todo el juego, sus palabras habían sido ciertas, no le iba a dejar el camino tan fácil con su hermana solo por que eran amigos y se conocían desde hacía bastante, no señor, tendría que remarle bastante para que el mayor de los mellizos Gauthier pudiese aceptarlo al menos como parte política de la familia. Una leve sonrisilla se apareció en su cara al escuchar los pasos de su hermana por su habitación y después su comentario. Se terminó de cepillar los dientes y cerró el grifo del agua.

Salió del baño y observó a su hermana con una ceja levantada. -¿No la encuentras? Tranquila, que la tengo muy bien guardada -dijo, y se dirigió al armario; sus películas no las guardaba allí, tenía una pared llena de repisas dedicadas al montón de dvds que poseía, y es que Max era un amante de las películas, y si una le gustaba era capaz de verla miles de veces hasta aprenderse los diálogos, tal y como hizo cuando era pequeño con las películas de Winnie Pooh -obra de su hermana- pero esa era otra historia ya. Abrió una de las gavetas y sacó un envase de CD negro totalmente rayado y sucio, dentro de encontraba la película que el había dicho que pondría. Lo sacó y se lo enseñó a su hermana, triunfante. -Me se tus movimientos pequeña terremoto, así que me aseguré de guardarla muy bien -explicó, bajando la mirada hacia al CD que tenía entre sus manos. -¡Vamos, Amy! Tampoco es tan sangrienta, y puedes taparte los ojos cuando una escena no te guste. Después pondremos una de tus favoritas, lo prometo -levantó la mano izquierda como si estuviese jurando algo de suma importancia.
avatar
Maximilian A. Gauthier
Clase Alta
Clase Alta

Mensajes : 146
Fecha de inscripción : 05/07/2011
Localización : No te importa.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin escapatoria {Privado}

Mensaje por Amelié G. Gauthier el Lun Jul 11, 2011 7:05 pm

Con las piernas flexionadas bajo su cuerpo y la espalda apoyada en las almohadas, Amelié jugueteaba con su móvil, lanzandolo y tomandolo luego entre sus manos una y otra vez mientras esperaba que su hermano saliera del baño. En estos momentos agradecía las predilecciones de su Maxie Oso Polar Gauthier. ¡La habitación estaba perfectamente fría! Y a pesar de encontrarse en un muy sofocante verano, esa habitación parecía un ambiente aislado, como si se encontraran en su propio iglú. Amy gustaba de todas las estaciones, pero si había algo que detestaba era sudar sin razón. Bien podía dedicarse una tarde entera a sudar como puerco si es que estaba justificada con alguno de sus deportes preferidos, como el Basket o el Voley, inclusive el atletismo y ciclismo. La castaña se sentía realizada cuando luego de una de sus tardes maratónicas se daba un delicioso baño de burbujas para luego dedicarse a leer un buen libro o ver una película...y si a eso le agregaban molestar —apretujar— a su hermano un rato, era lo mejor de lo mejor. Había visto el guiño que le había dedicado segundos antes de entrar al baño y ahora al escuchar el agua caer, se permitió considerar lo que le había dicho. ¿Se habría dado cuenta de su nerviosismo segundos antes? Esperaba que no, porque la realidad era que no se encontraba lista para poner sus sentimientos como si fueran cartas sobre la mesa...

...Y nada pudo haberla preparado para lo que oyó a continuación.

¡¿Que le diga qué a quién?! ¡¿Acaso estaba loco?! No, no lo estaba. Era mucho más que eso. El hecho de que de manera inconsciente se sintiera confundida respecto a los sentimientos que le profesaba al mayor de los Bessette no quería decir que éste sintiera cosas por ella, mucho menos que fuera a intentar hacer algo al respecto. Y claro, tenía que dar uno de "esos" comentarios acompañados de la amenaza implícita que traía toda situacion en la que Amelié se relacionara con alguien del sexo opuesto. Las carcajadas estruendosas de su hermano consiguieron sacar de la estupefacción y el repentino shock en el que se había visto envuelta recientemente. Arrugó el ceño y bufó bajito, recomponiendo nuevamente la expresión. Maximilian estaba completamente loco. Lo observó salir del baño y apretó los labios, sin ser muy consciente si contenía una sonrisa o un pequeño gruñido de disgusto. -¿Cómo que....-su comentario se vio repentinamente interrumpido cuando lo vio sacar de su armario, un pequeño estuche negro, que contenía en definitiva la condenada pelicula.-¡Maaaaaax!- se quejó, sin si quiera preocuparse porque su reclamo sonó a como debían haber sonado 15 años atrás, cuando aun eran unos niños. Se puso de pie, nuevamente de un salto, haciendole todos los mohines habidos y por haber. !Debió haberselo imaginado! Claro que si ella tenía una artimaña, él tendría inevitablemente otra. Era su hermano por el amor de todo lo sagrado. Había sido una tonta al pensar que se había librado de eso. Ahora, no tenía ni idea de que era lo que había escondido, pero aquello era lo de menos. Acortó la distancia que los separaba y puchereó, escuchando como la llamaba "pequeña terremoto" y considerando mentalemente que tenía mucha razón con ello. -Vale te doy puntos por saber que haría algo así, pero Vamos! ¿El Juego del Miedo? Pura sangre y torturas absurdas de un desquiciado mental...-criticó, tomando la mano que traía el CD y llevandola frente a su rostro para hacer enfasis en sus palabras.-Ten por seguro que me taparé los ojos cuando haya mucha sangre...sin mencionar que gritaré y te dejaré sordo si me asusto, así como te despertaré en plena madrugada cuando lleguen las pesadillas...-añadió, sonriendo al ver que le proponía luego ver una de sus favoritas, podía aceptar ello...y luego torturarlo con alguna película Rosa...pero no se rendiría sin luchar.-Oh y no le diré nada a Zephyr, hermanito, ya puedes ir tú y decírselo a ver hasta donde te manda...-le sacó la lengua y quitó el CD de sus manos, aprovechando la distracción y alejandose inmediatamente. Soltó una risita juguetona al ver el rostro sorprendido de su hermano y canturreó un "Lerooo Lerooo" por demás infantil y característico en ella. Como había pensado segundos antes, no se rendiría sin luchar. Y ella podía ser muy muy escurridiza cuando se lo proponía.
avatar
Amelié G. Gauthier
Clase Alta
Clase Alta

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 06/07/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin escapatoria {Privado}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.