HISTORIA DETRÁS DE BOTV:
TRAS EL DESCANSO QUE SE TOMARON TODOS DESPUÉS DE LA MUERTE DE LEAH BLOOMBERG Y CON EL OTOÑO A LA VUELTA DE LA ESQUINA, NUESTROS CHICOS ESTÁN CON MÁS ENERGÍA QUE NUNCA PARA DEJAR ATRÁS EL VERANO SÓLO PARA LOS SOÑADORES Y TURISTAS, Y EMPEZAR DE NUEVO SUS VIDAS EN LA REALIDAD. UNOS SE ADENTRAN EN LA FANTÁSTICA VIDA UNIVERSITARIA Y OTROS, HACEN MALETAS PARA EMPEZAR DE CERO NUEVOS TRAYECTOS. PERO NO, ELLA SIGUE AQUÍ CON NOSOTROS. OS SEGUIRÁ INFORMANDO DE TODO LO QUE VE Y OYE, PORQUE SABE QUE SE GUARDAN MUCHOS SECRETOS TRAS LA MUERTE DE LEAH, Y LA ALTA SOCIEDAD LUCHARÁ Y LUCHARÁ HASTA QUE ALGUIEN CAIGA. PORQUE EN EL UPPER EAST SIDE, LA VANIDAD ES LO PRIMERO. BIENVENIDOS DE NUEVO A INCOGNITO.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Registro de Nombre
Vie Dic 09, 2011 12:00 pm por Invitado

» Registro de avatar
Vie Dic 09, 2011 11:58 am por Invitado

» like a taylor swift song. {Spencer}
Dom Oct 09, 2011 9:54 am por Spencer F. Braverman

» @LittleLionMan.
Miér Oct 05, 2011 1:02 am por Boyd Desan

» @gossipgirl
Lun Oct 03, 2011 8:08 am por gossip girl

» Peticiones
Miér Sep 28, 2011 7:36 am por Spencer F. Braverman

» Cronología de Rins
Mar Sep 20, 2011 12:10 pm por Rinslet W. Vollfied

» Un momento de relax [libre]
Mar Sep 20, 2011 10:48 am por Rinslet W. Vollfied

» Registro de Residencia
Mar Sep 20, 2011 10:24 am por Spencer F. Braverman

» ¿Yo? ¿Bailar? Mmm... hoy sí » L ibre.
Jue Sep 15, 2011 8:30 am por Matthew H. Woodward































COPYRIGHT
INCOGNITO V 2.0: FAMOUS LAST WORDS ESTÁ PROTEGIDO POR CREATIVE COMMONS. TODO SU CONTENIDO PERTENECE AL FORO Y A SUS RESPECTIVOS AUTORES, CUALQUIER COPIA EXTRAÍDA DEL SITIO SERÁ DENUNCIADA A FOROACTIVO. PERO COMO NO HARÍAN NI PUÑETERO CASO, PUES VAMOS A TI DIRECTAMENTE A TOCARTE LOS ******, A VER SI APRENDES A NO COPIAR. B**** (ESTE CONTENIDO NO ES APROPIADO PARA MENORES DE CATORCE AÑOS).
COMO EL ANTIGUO FORO, INCOGNITO ESTÁ BASADA EN LA NOVELA DE CECILY VON ZIEGESAR, GOSSIP GIRL, LLEVADA A LA PANTALLA PEQUEÑA POR JOSH SCHWARTZ. AGRADECEMOS VUESTRA ESTANCIA EN EL FORO, DE NUEVO.
EL DISEÑO DEL FORO "MAKE ME FOREVER FEEL THIS WAY" ES UN SKIN DISEÑADO EXCLUSIVAMENTE PARA INCOGNITO POR NOCTURNE. NO HACE FALTA DECIR QUE NO PUEDES RECORTAR FOTOS, BLA BLA BLA.

CRÉDITOS
LAS IMÁGENES DE INCOGNITO V 2.0 HAN SIDO EXTRAÍDAS DE LA GALERÍA DE IMÁGENES DE KARLIE KLOSS, TUMBLR Y WE HEART IT. CÓDIGOS DE ASISTENCIAFOROACTIVO.COM, CAUTION 2.0 Y ATF, CON LA AYUDA DE -----.

I can't wait, i need a hit. Baby, give me it, you're dangerous. I'm loving it. #{ Lexa

Ir abajo

I can't wait, i need a hit. Baby, give me it, you're dangerous. I'm loving it. #{ Lexa

Mensaje por Alexei N. Dichev el Miér Jul 06, 2011 1:10 pm

Caminaba por las ruidosas calles de Nueva York. Esas calles repletas de edificios de montones de metros de altura, de pajarillos volando mientras hacían sonidos estrenduosos, de miles de tiendas caras que llaman a cualquiera, de gente. Tanta, que podría ser agobiante. Todos ellos iban con prisa, llegaban tarde a sus respectivos trabajos o escuelas. Sin embargo, Alexei estaba sumido en sus propios pensamientos. Sus ojos iban y venían desde las aceras hasta el cielo encapotado que adornaba la ciudad. Probablemente en unas horas llovería, por mucho que fuese verano. La lluvia no tenía estación específica, siempre estaba en todas las conocidas, y eso a Alexei le gustaba. Su cabeza estaba ausente, lejos de ahí. Quizá en Rusia, donde vivió su infancia. Oh, dulce infancia. No había decisiones que tomar. Jugabas a todas horas mientras hacías volar tu fabulosa imaginación. Te sentías libre, como si nadie pudieras parar lo que hicieras. Cuando te peleabas con algún compañero tuyo, al día siguiente ya ni te acordabas de lo ocurrido, lo buscabas para jugar. Cuando llorabas, era porque te habías caído. La ropa te importaba poco, y por tanto, te limitabas a ensuciarla mientras te divertías en los charcos. La única arma que utilizabas, eran los globos de agua. ¿Quién no desea ser niño otra vez? Suspiró. El aire contaminante de la ciudad que nunca duerme sólo le causaba agobio, quería salir de todo el barullo de gente y quería salir de la zona comercial. Siguió caminando mientras arrastraba sus botas y se arreglaba su camiseta de tirantes, aquella que le hacía ver todos los tatuajes de sus brazos, lo que ocasionaba que muchas personas lo miraban de una forma extraña. No es que le importara, después de todo. Al contrario que su padre, a él le daba igual lo que pensaran de todo. Sólo él creía en sus propia apariencia, y estaba orgulloso de ello. Miró el reloj de nuevo para comprobar que no llegaba demasiado tarde. Había quedado con Lexa. No es que compartiera muchas cosas con ella, pero era bueno liberar tensiones de vez en cuando. Ella estaba ahí cuando realmente, la necesitaba. Sabía que Alexei no era el prototipo de niño rico, con apariencia pija y sonrisas fingidas. Todo lo contrario. Vestía a su manera, estaba repleto de tatuajes y sonreía cuando tenía que hacerlo de verdad. No obstante, su relación era un tanto extraña, y la forma que se conocieron, también. Muchas veces se insultaban mutuamente, pero no de forma agresiva. Era más bien como un mote cariñoso. Él se dedicaba a decirle cosas como zorrón, furcia. Ella le decía cabrón, capullo, imbécil. Todo lo que se les pasara por la cabeza. Aunque pareciese una relación superficial, en el fondo necesitaban de vez en cuando a alguien para contar los problemas que con otra gente no podían. Era simple. ''Yo te necesito, tú me necesitas pero eso no implica que nos llevemos a muerte, o incluso tenga ganas de llevarte a la cama''. Tema zanjado. Alexei era explosivo. Lexa... sensual, provocativa.

Llegó a la supuesta esquina donde habían quedado, pero no había nadie. Miró por todos lados. Miró a la izquierda, a la derecha, arriba e incluso al suelo, pero no vio nada. Lexa aún no había llegado. -Será impuntual la muy zorra- susurró. En realidad, él era quién llegaba tarde. Pero era impaciente, y por lo tanto, nunca solía esperar a nadie. Se apoyó en la pared mientras sacaba, esta vez, un cigarro de menta y lo encendía con el mechero. Le dio una gran calada, inspirando el humo. Sentía como entraba en sus pulmones mediante la garganta. Minutos después, expulsó todo el humo, causando vapor alrededor suya, mientras el olor a menta atravesaba su boca y quemaba sus labios. Sus ojos azules no se quedaban quietos. Sus ojos azules, eran curiosos. Sabía que no iba a esperar mucho, aunque, de todas formas, no se iba a aburrir. No paraban de pasar chicas y chicas, todas ellas con un buen escote. ¿Estaba en el paraíso? Pero no se podía mover de allí. Tenía que esperar a la morena. Gruñó por lo bajo. ¿Qué coño se supone que está haciendo? Volvió a mirar el reloj. Era desesperante. ¿Cómo la gente podía ser tan paciente? Le dio otra calada al cigarro, mientras sacaba su móvil y jugaba a los juegos de éste. Se vengaría. Oh, claro que sí. En cuanto la morena apareciese por la acera, él ya tendría una venganza pensada. Y no se libraría tan fácil de ella.
avatar
Alexei N. Dichev
Clase Alta
Clase Alta

Mensajes : 51
Fecha de inscripción : 05/07/2011
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I can't wait, i need a hit. Baby, give me it, you're dangerous. I'm loving it. #{ Lexa

Mensaje por Lexa E. Vossen el Miér Jul 06, 2011 9:22 pm

¿Y dónde coño duermo yo esta noche, eh, inteligente? Tendrás alguna habitación por ahí que no vayan a fumigar, ¿no? –vociferó contra el teléfono, mientras rodeaba por tercera vez aquel banco. Una negativa y un gruñido fue lo único que recibió como respuesta del recepcionista del motel–. Eres un hijo de puta –espetó sin miramientos, aunque el pitido de la línea le indicara que aquel viejo ya había colgado. Apretó con fuerza el botón rojo, acallando aquel maldito sonido, y metió el móvil en el bolsillo de sus shorts con premura e irritación. ¿A quién se le ocurrió fumigar así, por las buenas? Eran sus vecinos los que tenían problemas con insectos, no ella. Además de que solo usaba el cuarto para ducharse y dormir, poco más. Y aquel inútil que se negaba a ponerse gafas la había avisado con... ¿Cuánto? ¿Tres horas de antelación? Por lo menos había tenido la decencia de coger su maleta -porque nunca la deshacía, iba cogiendo lo necesario del equipaje y ya está, puesto que solía ir de motel en motel- y guardarla en consejería mientras fumigaran. Aún así, era un capullo.

Dio media vuelta y regresó sobre sus pasos, blasfemando por lo bajo, convirtiéndose una vez más en un fantasma entre el ajetreado vaivén de los cuerpos newyorkinos. Todo le estaba saliendo genial hoy. Encima, aquel imbécil integral de Alexei no había aparecido a su hora. ¿Qué te apuestas a que está allí y me lo reprocha?, se dijo a sí misma, sofocando una risa a pesar de su cabreo. Era un puto impuntual. Pero eso ya lo sabía. Y también sabía que era un impaciente, así que, si quería encontrarle, debía darse prisa, no tardaría en largarse. Aceleró el paso en una especie de pausada carrera, haciendo que sus cabellos de hollín chocasen contra su rostro mientras sus ojos de hielo azul recorrían a cada persona que se cruzaba. Nueva York era un panorama increíble. Adoraba eso de poder ver a toda clase de gente, gente que no temía ser lo que eran, podía observar desde heavys, todos encuerados a pesar de aquel horrible calor, a chicos que volvían de la piscina, y no tenían problemas con demostrarlo con sus torsos desnudos y el mero bañador en la cintura. Y sobre todo adoraba ver a estos últimos. Se dirigió unas palabras con uno de ellos, y un par de miradas lascivas. Después, sacudió la cabeza negativamente. Alexei. Aquel cabrón seguro que se piraría. No debería haberse ido de la esquina hacia el motel, no obstante había sentido unas ganas irrefrenables de gritarle en la cara a aquel viejo. Y ahora corría como una estúpida.

Detuvo su carrera en cuanto se halló a pocos metros de la esquina de la quedada. Ahí estaba, con sus brazos tatuados, jugando con su móvil como un niño tonto, y dirigiendo miradas a los escotes de las chicas que pasaban como un niño no tan tonto. Una sonrisa divertida se formó en sus labios, mientras se acercaba parsimoniosamente, relajando la respiración. Ahora a ver con qué le saltaría. Podía esperarse de todo, desde un 'hola' a un 'pedazo de zorra, ¿dónde coño te metiste?'. Con Alexei, todo era posible. Quizá eso era lo que le gustaba de aquel capullo. Se colocó uno de los tirantes en su sitio, revolviéndose el cabello por el calor. Una vez llegó a su altura, se detuvo allí, a su lado, con los brazos cruzados bajo el pecho, una sonrisa socarrona en los labios y una ceja enarcada, expectante ante la perla que le tocase tragar.
avatar
Lexa E. Vossen
Clase Baja
Clase Baja

Mensajes : 206
Fecha de inscripción : 05/07/2011
Localización : Entre tus sábanas.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I can't wait, i need a hit. Baby, give me it, you're dangerous. I'm loving it. #{ Lexa

Mensaje por Alexei N. Dichev el Jue Jul 07, 2011 1:24 am

Mientras esperaba a su zorra personal, recordó la reputación. Por culpa de su padre, tenían que ser amigos en secreto. ¿Por qué coño su padre tenía que elegir con quién salía? Le decían que su reputación se iría por el garete. Reputación, reputación, rePUTAción. A él no le importaba en absoluto. En realidad, se pasaba por donde cabía todo lo que decía su padre. Cada vez que él estaba aquí, en Nueva York, prefería guardar la compostura y dejar de ver a todas aquellas personas a quién le considera una mala influencia. Luego, cuando se marchaba, todo cambiaba. Alexei hacía lo que realmente le daba la gana. Se tatuó el cuerpo y veía a quién quería. Ya recibiría el guantazo cuando volviese, pero lo primero, es lo primero. A primera vista, si no fuera por los oídos tan agudos que tenían en aquella ciudad, Alexei podría pasar por un chico normal y extraño. Porque… ¿qué ricachón se tatúa el cuerpo y le da igual lo que piensen de él? Alexei. ¿A qué ricachón no le importaba el dinero y no se convertía en un ambicioso de mierda? Alexei. Él, prácticamente usaba el dinero para beneficios propios. Alcohol, tabaco… nada fuera de lo común.
En un rato se le había acabado el cigarro y el juego del móvil, que por cierto era una demo, había dejado de funcionar porque le había salido del forro. Genial. Suspiró indignado mientras tiraba la colilla al suelo y se cruzaba de brazos, mientras movía el pie de un lado a otro, quizá por signo de impaciencia. Estaba por pirarse, lo podía jurar. Esa guarra de su amiga seguramente se había parado a verle el culo a algún tío. Estaba seguro que lo hacía. No es la primera vez, al igual que él era un descarado a la hora de mirar escotes ajenos. Un par de tetas nunca venían mal. Te alegraban el día, después de todo. Suspiró nuevamente mientras levantaba la vista y se encontraba a una Lexa caminando hacia él. El vaivén de sus caderas, el pelo yendo acorde con sus pechos. Definitivamente, estaba como un tren. Pero, no era ni el momento ni el lugar para ponerse cachondo por lo que perdió aquellos pensamientos. Cuando llegó al lado suya, Lexa se cruzó de brazos y su sonrió de forma provocativa. Él sonrió de manera socarrona también y evitó decirle algún comentario estúpido. De una forma u otra, no quería hacerle el escándalo de siempre. La miró con sus ojos azul frívolo de abajo a arriba, pasando de sus tacones a su cabello desordenado. Hoy vestía terriblemente bien. Hacía tiempo que no la veía, era normal que se tomase su tiempo en poder asimilar sus caderas y sus ojos azules. -Vaya. Al final te dignas a venir, putón berbenero- comentó de forma divertida. Como ya había dicho, siempre se hablaban de esa manera. Se apartó de la pared y se acercó a ella, mirándola los ojos y tendiéndole la mano. Siempre lo hacía. Quizá era su cultura. Pero al ver que ella nunca extendía la mano porque no era rusa, no quedaba de otra que hacerlo él. -¿Qué, llegas tarde por mirarle el culo a los surfistas?- espetó. Nueva York en verano se llenaba de cutres surfistas que si pudieran irían enseñando y marcando paquete por las calles, aunque suficiente tenían con su tonificado cuerpo. Por desgracia, Alexei no era de la misma calaña. Él era una persona pálida, con cara aniñada y sin chocolatinas. Y aún así, era muy atractivo. Quizá eso era lo atrayente.

Miró a los lados, quizá pensando en donde ir. Seguramente irían a alguna cafetería o simplemente, pasearían. Quieras o no, podía ser un educado e invitar a Lexa a cualquier cosa, después de todo, la consentía. A regañadientes, pero lo hacía. En realidad se esperaba alguna contestación borde de su parte, como siempre ocurría. Menuda imbécil. Le encantaba. Era tan... ¿salvaje? Y él, un tremendo masoquista. -¿A dónde quieres ir? Mientras no sea a tu puticlub, no es que tenga muchas ganas de ver tetas pequeñas- sacó de su bolsillo el paquete de tabaco y le ofreció un cigarro a Lexa, mientras seguía su sonrisa divertida en el rostro. Esta tarde iba a ser interesante, sí señor.
avatar
Alexei N. Dichev
Clase Alta
Clase Alta

Mensajes : 51
Fecha de inscripción : 05/07/2011
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I can't wait, i need a hit. Baby, give me it, you're dangerous. I'm loving it. #{ Lexa

Mensaje por Lexa E. Vossen el Jue Jul 07, 2011 6:39 am

Una sonrisa maliciosa se pintó en sus labios tras aquel repaso, y no dudó en corresponderlo con una expresión socarrona. Quisiera o no, Alexei tenía algo... Algo atrayente. No ese mismo algo de los descerebrados de cuerpo escultural, puesto que era delgado y pálido... ¿Serían los tatuajes? No lo sabía, ni quería saberlo. El caso es que ahí estaba, había vuelto a quedar con aquel ruso cabrón. A pesar de que su padre fuera constante en aquello de no ver a personas que sean mal influencias en potencia. Y Lexa lo era al cien por cien. Una bailarina de cabaret de la cual su abuelo renegaba. En palabras entendibles para un hombre de clase alta: Una mera puta. No obstante, así era Alexei. Iba a su rollo. Hacía lo que quería. Eso quizá era también atrayente.

Por eso y porque hoy duermo en la calle, pedazo de capullo –respondió con una medio sonrisa ladeada, mientras le estrechaba la mano. Siempre se le olvidaba ser ella quien la tendiese. Pero, qué coño, no estaban en Rusia, ¿no? Pues hale, a adaptarse. Ella lo había tenido que hacer al salir de Francia–. ¿Y tú qué? A la hora acordada estaba aquí, en esta esquina. Y no se te vio el pelo –correspondió, con una ceja enarcada en una expresión reprochadora–. Ya pensé que te había podido la impaciencia y te habías largado –comentó, sofocando una risa, colocando las muñecas sobre las caderas.

Dio un par de pasos, y después avanzó en círculos alrededor del moreno, sin quitarle los ojos de encima, con una gran sonrisa en la cara, mientras escondía los brazos enroscados tras la espalda. –A ver, a ver... –comenzó, poniendo cara pensativa, mientras se llevaba una mano hasta la barbilla, divertida por aquello de los pechos pequeños–. Entonces, si no tienes ganas de ver de ese tipo, te vengo de perlas –comentó, sin evitar una sonrisa tonta, mientras se detenía frente a él, mirándole a los ojos azul hielo con intensidad–. No sé, sorpréndeme –concluyó, alzando una ceja en una expresión retante, sin evitar un deje infantil. ¿Qué pasaría por la depravada mente del ruso?
avatar
Lexa E. Vossen
Clase Baja
Clase Baja

Mensajes : 206
Fecha de inscripción : 05/07/2011
Localización : Entre tus sábanas.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I can't wait, i need a hit. Baby, give me it, you're dangerous. I'm loving it. #{ Lexa

Mensaje por Alexei N. Dichev el Vie Jul 08, 2011 10:36 pm

Su madre había cedido a sus suplicas de niño bueno para salir. Quizá los tatuajes siempre lo delataran, pero Alexei tenía una cara de niño bueno. Ese deje infantil de su rostro hacía muchas veces unos favores tremendos. Su cara siempre estaba a su favor. Después de una constante discusión de su padre por teléfono, ya que él conoce sus intenciones, y un gesto ignorante por su parte, acudió a su madre. Como ella estaba entretenida con sus putitos, lo mejor para ella era dejar lejos a su hijo para hacer sus actos tan… mejor dejamos la palabra en el aire. La menor de los Dichev, por suerte, se encontraba en la guardería, y su inocencia seguía guardada bajo su ignorancia. Todo era mejor así. Seguramente luego a Alexei le tocara ir a por ella, pero ahora había quedado con la potente morena, y sólo tenía los pensamientos centrados en ella y su monumental cuerpo.

¿Duermes en la calle?– preguntó, con curiosidad. Prefirió guardarse los insultos en esta pregunta. ¿Por qué? Simple. Alexei era respetuoso en cuanto a los problemas de otros. Sobretodo, económicos. Muchas veces utilizaba ese método para joder. Pero si era alguien que realmente le importaba en el fondo, prefería guardar la compostura. Que él fuera un cabrón, no significaba que no tuviese un poco de delicadeza en temas importantes para otros. Soltó su mano, mientras una pequeña sonrisa adornaba su rostro. –Eres una mentirosilla, Lexa– comentó. Cuando él estaba aquí, ella no había aparecido. Y seguramente, antes tampoco. Más que nada por la prisa que se había metido al volver, y seguramente, por los múltiples tíos buenos que se le habrían cruzado por el camino. –Estaba a punto de irme. Me has pillado por los pelos

La morena dio un par de vueltas alrededor del ruso mientras no levantaba la vista de los ojos, mientras éste le devolvía la mirada con intensidad. ¿Qué se escondía tras los ojos azules del chico? Era, algo imposible de saberlo. Dicen que los ojos son el espejo del alma, pero en este caso, es todo lo contrario. Alexei nunca muestra el alma a través de sus ojos. Sus ojos siempre son frívolos, misteriosos, vacíos. Sin nada que llenar, sólo de océanos inmemorables por los recuerdos. Un océano cristalino y azul, como su iris. Su compañera sonrió tontamente. Pobre ilusa. En realidad, lo había dicho para fastidiarla a ella, pero probablemente no se habría dado cuenta, y era mejor así. –Te iba a decir de ir a la cama más cercana, pero… me lo pienso– soltó una risotada. –¿Te apetece dar un paseo y luego… ya se verá lo que ocurre?
avatar
Alexei N. Dichev
Clase Alta
Clase Alta

Mensajes : 51
Fecha de inscripción : 05/07/2011
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I can't wait, i need a hit. Baby, give me it, you're dangerous. I'm loving it. #{ Lexa

Mensaje por Lexa E. Vossen el Miér Jul 13, 2011 8:58 am

Suspiró ante aquella ausencia de insultos o burla en su pregunta. Sí, dormía en la calle. Era un dato que se le había escapado. Pero no le gustaba que le dieran importancia, ¿por qué? Porque no la tenía. En esos casos era cuando se percataba del gran abismo económico entre su amigo y ella. De normal, obviaba ese hecho, era como si no existieran clases sociales por la gran cantidad de pasta que tuviera uno de los dos, en aquel caso, el moreno. Y por aquella razón, eran amigos en secreto. Por esa razón, muchas veces, era infravalorada. Por esa razón, era tratada como una vulgar puta. Pero, ¿y si le gustaba ser 'una vulgar puta'? Porque le encantaba hacerles tragar tierra a aquellos que la ensuciaban con sus pútridas palabras. Porque le gustaba ganarse las cosas por su mano, y no gracias a una asquerosa herencia familiar no merecida ni por las dos anteriores generaciones. Y porque odiaba a ese tipo de gente, y adoraba demostrarles que ella era muchísimo mejor que ellos sin esa porquería de dinero. ¿Pero mejor que Alexei? No, nunca mejor que el joven de los tatuajes. Él era distinto. Y esa diferencia le gustaba. Mucho.

Sí, duermo en la calle, ¿a quién coño se le ocurre ponerse de fumigar de la noche a la mañana? –comentó, volteando los ojos y sofocando una risa burlona. Dormiría donde fuera, ya encontraría algún sitio, y siempre podría ir al Dirty Gold y acomodarse en el sofá de su camerino. Joder, la palabra 'camerino' le sonaba demasiado lujosa para su situación. Enarcó una ceja, con expresión incrédula, cuando mención aquello de la cama–. ¿Te lo piensas? ¿Desde cuándo tú te piensas las cosas? –preguntó con una sonrisa ladeada de forma irónica, posando las manos sobre los hombros del ruso y apretándoselos, observando aquellos frívolos ojos azules. Aquel chico era... Especial. Nunca se podía saber lo que pensaba por su rostro o sus gestos. Ni tampoco por lo que decía. Por lo que difícilmente se podía tener la certeza de algo con él, más bien, era imposible. Un reto inalcanzable–. Claro, paseemos, y así puedes seguir mirando los escotes de las transeúntes –secundó, culminando con una melódica y suave risa, mientras desviaba la mirada a un lado.
avatar
Lexa E. Vossen
Clase Baja
Clase Baja

Mensajes : 206
Fecha de inscripción : 05/07/2011
Localización : Entre tus sábanas.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I can't wait, i need a hit. Baby, give me it, you're dangerous. I'm loving it. #{ Lexa

Mensaje por Alexei N. Dichev el Mar Jul 19, 2011 1:35 am

Empezó a caminar con Lexa al lado. No sabían donde ir. Normalmente nunca daban vueltas porque el ruso podía ser descubierto en cualquier lugar. Es más, después de haber leído el tan ‘’fantástico’’ blog de gossip girl, no tenía ganas de ocultarse. ¿Para qué? Suspiró. ¿Por qué todo era tan difícil? Si él perteneciera a una clase más baja, todo estaría solucionado. Iría donde quisiese y cuando quisiese. Pero al pertenecer a la clase alta, nunca podía hacer nada sin que antes se enterara su padre. Siempre habían contactos que le decían lo que él solía hacer y los sitios que frecuentaba, aunque él estuviera en Rusia por cosas del trabajo. Y claro, Alexei tenía que ser lo más discreto posible. Sabía quiénes eran las personas que lo vigilaban y muchas veces los perdía de vista. Ya era la propia experiencia lo que hacía poder librarse de ellos, porque desde que era pequeño, siempre eran los mismos. Y es lo que había hecho esta vez. Les había dado esquina al salir de casa, fingiendo entrar en un lugar que habitualmente nunca iba y poder salir por la venta. Terminaba cansándose por tanta vigilancia, pero es lo único que podía hacer. Escaparse como un niño pequeño, y eso que ya tenía la suficiente edad como para realizar sus propias decisiones y batirlas de manera madura.

No sabía porqué, pero se arrepintió de la pregunta que formuló. Él pensaba en lo irónica que es la vida y cuando miraba a su compañera se le iba por completo esa sensación. Pero sintió impotencia de no poder ayudarla como debía. No podía ser aquel amigo que decía: ''No te preocupes, quédate a dormir esta noche en mi casa''. No. Y le daba rabia porque no podía hacer nada. Estaba muy controlado y lo único que podía hacer para ayudarla era prestarle su compañía. Y en el fondo, le disgustaba. Le sonaba injusticia porque no podía nunca ayudar a nadie. Se sentía un egoísta, aunque en ocasiones lo fuera. Podía ser toda la mala persona que quisiera, pero le hubiera gustado poder tender la mano a los únicos amigos que tenía. -Lo siento- se disculpó, mientras cerraba la mano en un puño. No podía decir nada, y le enfadaba. Mucho. Eran estos momentos en los que se sentía un ricachón inútil. Cada vez estaba más cerca de odiar a su padre.

Bajó la cabeza mientras se relajaba del enfado. No quería montar un numerito y tampoco culpar a alguien que no tenía nada que ver, que era lo que muchas veces lograba. Una sonrisita maliciosa adornó su rostro. -Desde siempre. ¿Por quién me tomas?- bromeó mientras miraba de reojo a Lexa, que iba a su izquierda. Caminaban sin rumbo. Y el ruso, caminaba distraído. Se fijaba en los detalles y se fijaba en todos los rincones. No solía fijarse nunca en nada, siempre iba con prisas como si fuera un criminal. Y ya se estaba hartando de todo eso... Era, de alguna manera, ridículo.
avatar
Alexei N. Dichev
Clase Alta
Clase Alta

Mensajes : 51
Fecha de inscripción : 05/07/2011
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I can't wait, i need a hit. Baby, give me it, you're dangerous. I'm loving it. #{ Lexa

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.